¿POR QUÉ SE NOS ENSEÑA A “NO SENTIR”? LAS EMOCIONES REPRIMIDAS SON PARTE DE NOSOTROS

“Los hombres no lloran, aguántese” ¿Te suena?  O que tal el: “Las señoritas bien educadas no hacen escándalo”. Sin importar si seas hombre o mujer, es común que este tipo de frases te parezcan familiares. Ya sea que te las hayan dicho a ti o tu las hayas dicho a alguien, estas supuestas frases de acervo cultural han saltado de generación en generación y siguen siendo sumamente utilizadas hoy en día.               

 

¿Por qué? ¿A quién le pareció buena idea que contener nuestra risa, nuestro llanto o nuestro coraje era algo benéfico para nosotros?

 

El ser humano es el ser emocional más perfecto de la naturaleza, y esto se debe a que es el único ser vivo (al menos de acuerdo a los estudios relacionados a la biodiversidad) que puede llegar a ser verdaderamente consciente de sus emociones. Y el énfasis en el puede se debe a que es una “posibilidad”, un hecho en potencia, pero que desafortunadamente no es el resultado de la espontaneidad: Es más bien un proceso que requiere de trabajo, esfuerzo y paciencia.

 

Desde muy pequeños se nos enseña que el ser emocionales es una debilidad y está lección es muchas veces inculcada con un tono imperativo y hasta rectificado a base de castigo.

El resultado de niños con emociones reprimidas son adultos con emociones reprimidas. Personas que no saben reaccionar cada vez que son asaltados por una emoción fuerte o que “aparentemente” surgió sin previo aviso. Personas que les cuesta trabajo decir: Te amo, personas que se enferman por rencores antiguos, personas que explotan violentamente ante el más mínimo estímulo, personas que no pueden dormir por simple miedo al mañana.

 

Y sí, estamos en todo nuestro derecho de “echarle la culpa” a todos aquellos maestros de la represión que tuvimos en nuestros años más moldeables pero la verdad es que el proceso de madurar implica justamente el aceptar que, aunque no fuimos responsables de las lecciones y actitudes de nuestros padres, tutores o personas cercanas a nosotros, sí somos responsables de analizar cuáles de esas lecciones generan abundancia en nuestras vidas y a cuáles es imprescindible erradicarlas.

 

Grupo Proyéctate está conformado por terapeutas expertos en las diferentes ramas de la psicología. Nuestro trabajo está enfocado en descubrir y analizar todas esas emociones que por distintos motivos enterramos muy dentro de nosotros y hoy no nos están permitiendo crecer.

 

No hay pero que valga cuando se trata de promover nuestro avance en la vida y más aún cuando esté avance está relacionado a acciones tan sanas como llorar a moco tendido o doblarse de la risa cuando el cuerpo nos lo pide ¿Quiénes somos nosotros para negarle a nuestro cuerpo su medicina?

 

 

Posted on: 26/09/2018, by :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *