Reencuentro con tu Niño Interior

 

 

Mami, Papi… ¿Por qué los pajaritos tienen alas? ¿Por qué los árboles son verdes? ¿Cómo nacen los bebes?… “Cuando sea grande voy a ser bombero, maestra, bailarina, doctor”. ¡Yo no fui! ¡Mami di que sí, di que sí!”…

 

Todos fuimos y seguimos siendo niños recordar cosas que hacíamos de pequeños, es la invitación a tener un reencuentro con nuestro niño interior, reconocer cosas que nos encantan, divierten; y por otro lado es un camino de sanación a cosas que en nuestro presente duelen, pero este viaje es una aventura que depende de las decisiones que tomamos, realizamos o nos permitimos  y puede ser por diversas razones, como por ejemplo: pendientes que tenemos que hacer, imprevistos, preocupaciones, problemas.,etc.

 

La buena noticia de todo esto es que ese niño sigue ahí y nos acompaña todo el tiempo, desafortunadamente nos educan para restarle fuerza y valor en la medida en que nos vamos convirtiendo en “adultos”, cuando en esencia debería ir con nosotros en todo momento, pues la integración y trascendencia de todas las etapas de nuestra vida hace que estemos en paz y en equilibrio interno… Así que… Te invitamos a que te dediques unos minutos para conectar y hablar con tu niño interior, entonces… ¿Cómo está tu niño interior? ¿Lo ves? ¿Permites que te acompañe en tu día, para jugar, explorar, bromear, sonreír, divertirte etc.? ¿Qué necesitas trabajar para soltar y trascender esas circunstancias tormentosas o dolorosas que solo ensombrecen tus momentos presentes? ¿Qué cosas le agradecerías? ¿Qué necesitas sanar? ¿Qué palabras bonitas le dirías? ¿Qué te quiere decir tu niño interior?”

 

Cuando conectamos con el niño que llevamos dentro, nos abrazamos a nosotros mismos y es entonces que permitimos que salga nuestra magia en la vida en nuestro presente como adultos “¿Te imaginas?”, ese niño que juega, expresa, para él/ella todo es posible, es atemporal, lleno de energía, experimenta siendo curioso en donde cada paso que da descubre algo nuevo, el niño interno no se preocupa por lo que paso ayer ni por lo que va a pasar mañana, esta solo enfocado en el momento del aquí y ahora, disfruta, y es feliz.

 

 “Toma de la mano a tu niño interior y caminen juntos de ahora en adelante, y permite que ese niño te envuelva y contagie de todo lo bueno que hay en él, y es parte de ti”.

 

Psicóloga Nancy Fuentes.

Posted on: 02/05/2019, by :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *